¡Entre esperanza y resignación! Las redes sociales atacan al Coronavirus

La información es un arma potente para combatir una de las pandemias más terribles de los últimos años. Más de 17 mil personas han fallecido a causa del Coronavirus (COVID-19), que sigue ganando terreno y bombardeando cifras espeluznantes. España, una de las naciones más afectadas, junto a China e Italia, arroja casi 42 mil casos (477 en Murcia) y 2.937 fallecidos, de acuerdo al más reciente balance (a 25 de marzo de 2020).


A través de portales informativos, redes sociales y agencias de comunicación, usuarios de todo el mundo viven pegados a la pantalla para conocer las últimas novedades y anhelar una noticia que aparentemente tardará en llegar: “Se acabó el Coronavirus”. Y es que cuando transcurre la madrugada, el virus nacido en Wuhan duplica y triplica sus víctimas.


Por tal motivo, hay dos aspectos que los internautas investigan constantemente: cifras y medidas preventivas. Estas dos informaciones vuelan en las mentes maestras de los medios y agencias, que ingenian métodos para presentarlas en redes sociales y atacar el Coronavirus. La infografía (en imagen o interactiva) es un recurso que los lectores “se comen” para saber cuál es el nuevo número de contagiados, muertos y recuperados en su país y a nivel mundial.


Estas imágenes son compartidas, retuiteadas y reposteada en las distintas plataformas con opiniones y conclusiones improvisadas de los usuarios. Sacan porcentajes, perversos pronósticos y exteriorizan mensajes del “fin del mundo”. Vemos interacciones que van desde lo inteligente hasta lo más grotesco.


Las medidas de prevención, desde lavarse las manos hasta las cuarentenas nacionales, es una información paralela que causa impacto a través de imágenes y videos. Las calles desoladas, los mensajes de “mascarillas agotadas” y los discursos humanitarios de los presidentes, en un desesperado llamado a la calma, son materiales sin desperdicio en redes sociales. Esto sin contar cómo los cantantes y deportistas abandonan sus pasiones artísticas para decir: “quédate en casa”.