Nuestra marca evoluciona hacia un lenguaje más universal

Con el restyling de nuestra antiguo imagotipo, abrimos nuestro abanico de posibilidades a nuevos retos comunicativos y visuales, simplificando formas, y pasando de tres colores, a la sobriedad y elegancia de un sólo color: el negro, que representa nuestro afán de convertir nuestro lenguaje , en un único idioma universal y cercano. A su vez con este cambio en nuestra identidad visual pretendemos que nuestros trabajos, adquieran un tono más riguroso y efectivo, manteniendo una estructura que funciona en versiones de positivo/negativo, sin perder contundencia, y ganando en contemporaneidad, profesionalidad y frescura.

Del mismo modo hemos adoptado la decisión de extraer la figura del kiwi del bocadillo inicial, que simbolizaba la comunicación. Consideramos que el propio animal, por el hecho de contar con el enorme pico, y su propia figura redondeada evidencia el carácter comunicativo y periodístico de nuestra agencia.

× ¿Cómo puedo ayudarte?