Decía un poeta latino que poder disfrutar de los recuerdos de la vida es vivir dos veces, y cuánta razón tenía el erudito. Las personas nos nutrimos de lo que recordamos, de momentos felices y experiencias que nos aportan algo. La manera que tenemos para hacerlo es recurrir a fotos y vídeos, pues son imagen viva de todo lo que hemos disfrutado.

Ahora que estamos en primavera llegan eventos puntuales como las comuniones que, junto a bodas y bautizos, se convierten en la primera vivencia que más se va a fotografiar en nuestra vida. Con la tecnología y su fácil accesibilidad todos ya nos hemos convertido en expertos, o eso pretendemos, a la hora de manejar cámaras fotográficas, de vídeo, estamos formados en poses, en iluminación, en cómo sacar tu mejor perfil e incluso cómo puedes verte más alto. No nos engañemos, toda esta ‘formación’ la obtenemos de manera autodidacta, porque Internet y los tutoriales son así y si podemos aprovecharnos de eso, ¿por qué no hacerlo?

La red te pone muchas facilidades a la hora de encontrar recursos para que te lo hagas tú mismo sin necesidad de recurrir a un profesional, pero todo hay que decirlo, no todos tenemos esa experiencia y ese arte que solo un fotógrafo o videógrafo posee. Si de todas formas te interesa iniciarte en estas artes, vamos a hacer un recorrido por esos recursos que pueden ayudarte a conservar los recuerdos de días especiales o incluso tener un bonito detalle con los tuyos y simplemente disfrutar de ello juntos. Ya sabes, los recuerdos compartidos siempre tienen más valor.

¿Qué tal si empezamos con algo sencillo? En todo ordenador que se preste debes tener por defecto el maravilloso Windows Movie Maker, es muy intuitivo y puedes crear películas con fotos y vídeos sin complicación. Se pueden agregar transiciones, música e incluso algunos efectos básicos.

Su homólogo para Mac es iMovie, su gran ventaja es que puedes empezar a editar en tu propio iPhone o iPad, y luego continuar en el Mac. Además permite una mayor resolución y por lo tanto parecerán más profesionales. Otro editor con versión de prueba gratuita es Wondershare Filmora Vídeo Editor. Es fácil de usar y tiene variedad de elementos gráficos muy originales para darle a tus vídeos un toque de autor. La gran ventaja es que viene con una biblioteca de música libre de derecho de autor, cosa que te ahorrará más de un quebradero de cabeza.

Hay muchos recursos como estos que te pueden iniciar en el mundillo de la composición de vídeo y fotografía. Pero si eres de los que les gusta tener todos sus recuerdos al alcance sin necesidad de tecnología, también puedes crear una composición de fotos encargando tu propio álbum. Seguro que ya conoces algunos como Hofmann o Saal, pero te aseguro que si indagas un poco por la web verás que hay bastantes páginas que te ofrecen esta opción más palpable, accesible y con el diseño que quieras. Lógicamente variarán en precio y calidad, pero tú eliges aquí tu propia aventura. Siempre es recomendable leer opiniones sobre el resultado en foros para tomar una decisión.

No siempre es fácil captar lo que quieres con el objetivo, y no siempre se obtienen los resultados que queremos, pero citando al fotógrafo Steve McCurry te diré algo, “Si sabes esperar la gente se olvidará de tu cámara y entonces su alma saldrá a la luz”.

Otros post que te pueden interesar

Top